Peso insuficiente en los niños. ¿Que hacer?

niño desnutridoA los padres naturales les interesa que sus hijos crezcan y aumenten de peso debidamente. El desarrollo normal dependerá de la adecuada nutrición, así como de los factores genéticos. Y, desde luego, exclusivamente podemos regular la alimentación excesiva.

A menudo, los padres de un niño que recibe lactancia materna se preocupan porque es menos rollizo que el hijo del vecino o que los niños que anuncian alimentos infantiles; esto se debe a que los alimentados por su madre no aumentan de peso tan rápidamente como los alimentados con biberón.

Desde luego, con ambos métodos existen problemas que influyen en el escaso peso del niño. La mala ingestión, los vómitos excesivos o la diarrea prolongada pueden tener como consecuencia el bajo peso de los niños.

Los que padecen insuficiencia cardiaca o infecciones crónicas de las vías urinarias también aumentan poco de peso, lo mismo que con otras afecciones graves. La mala absorción es un trastorno intestinal que produce evacuaciones grasosas y muy fétidas; como se impide la correcta absorción de los alimentos, el aumento de peso resulta deficiente.

A los médicos les preocupa tanto como a los padres el debido aumento de peso. Miden y pesan al niño en todas las consultas de rutina. El niño que resulta discrepar más de dos “columnas de peso” con relación a su talla está seriamente bajo de peso.

Los lectores pueden comparar sus hijos con las gráficas de la tercera parte. Por ejemplo, si la hija del lector tiene un año de edad y mide74 centímetrosde estatura, se encuentra en la 508 línea de percentil.

Si el peso es de sólo8 kilogramos, esto es únicamente el 5a percentil y se encuentra a más de dos líneas del 50a percentil. Este niño está bajo de peso y debe ser atendido por un médico.

Los niños más bien delgados (no clara ventajas con respecto a la salud. Suelen sentirse mejor y encuentran las actividades físicas mucho más fáciles que los niños menos delgados. Además, están a la moda.

A veces los niños se niegan a comer. Aun cuando es excelente una dieta breve con la que se consigue la reducción de algunos kilos, la dieta prolongada o }a pérdida excesiva de peso pueden ser peligrosas. En estos casos, los niños insisten que se sienten obesos y que no desean comer, incluso cuando padecen emaciación (adelgazamiento morboso) y otros trastornos.

Cuando se prolonga este problema, denominado anorexia nerviosa, pone en peligro la vida del sujeto. Los pacientes tienen verdadera aversión al alimento e incluso les provocan vómitos cuando se los obliga a comer algo. La anorexia nerviosa requiere atención médica.

En general, cuando la nutrición es adecuada y no ha habido una reducción extrema de peso, conviene más que el niño esté un poco delgado que un poco obeso. En las etapas de rápido crecimiento los niños parecen estar larguiruchos, pero esto no debe ser motivo de preocupación.

Tratamiento casero

Los niños suelen comer lo suficiente, si lo hay. Los padres no deben alarmarse si alguna vez el niño pasa por alto una o 2 comidas y sólo pica lo que tiene enfrente – Los niños sólo estarán bajos de peso si no disponen de la suficiente cantidad de alimento.

Llegaron buscando:

  • niños que aumentan poco de peso