Métodos para tratar las estrías en el embarazo

ejercicio durante el embarazo

Ejercicios durante el embarazo

Muchas mujeres tienden a resentirse frente a las estrías, puesto que creen que es un fenómeno inevitable, algo que no es tan así, puesto que existen muchas mujeres que han logrado combatirlas y han evitado, en mayor medida, la propagación de las mismas en las zonas más propensas a esta clase de problemas de la piel durante el embarazo.

Las estrías aparecen durante la gestación en el embarazo, puesto que es una etapa en donde se rompe el tejido de las capas cutáneas inferiores, las cuales son las responsables de la elasticidad e incluso de la firmeza de la piel, es por ello que muchas veces estas marcas aparecen como líneas de tono rojo o morado, ya que tienden a tener un tinte sanguíneo. Con el tiempo las estrías tienden a ser blancas, debido a que se cicatriza la herida.

Una de las formas de prevenir las estrías es hidratar correctamente la piel para que la misma conserve la elasticidad necesaria para las diferentes etapas del embarazo, es por ello que se recomienda ingerir suficiente agua para lograr dicha condición, es decir más de dos litros diarios, que es lo recomendado por especialistas. Por otra parte existen aceites naturales que tienden a ayudar a hidratar la piel, como es el caso del aceite de almendra, el aceite rosa mosqueta y demás.

Por otra parte la incorporación de Vitamina C también ayudará al organismo a tener una menos propensión a esta clase de trastornos de la piel. Si bien existen alimentos con gran cantidad de Vitamina C, también existen ampollas que permiten una incorporación abundante de este compuesto, para de esa manera lograr aumentar considerablemente los niveles de esta sustancia en el cuerpo.

El aloe vera es una planta bastante interesante para la prevención de estrías, puesto que la misma no tan solo hidrata, sino que permite que eliminar muchas de las bacterias que tienden a provocar cicatrices con mayor notoriedad, es por ello que se recomienda colocar la pulpa de la hoja del aloe vera al menos 30 minutos sobre las zonas en donde posiblemente se formen las estrías.

El magnesio también es igual de recomendable que la Vitamina C y el Zinc, puesto que estos compuestos, que pueden incorporarse fácilmente en la dieta de las mujeres embarazadas, tienden a permitir una mayor producción de colágeno que sin duda ayudará a que la cicatrización sea menos evidente para la mujer, y de esa manera evitar la formación de estrías notorias.