Formas de combatir el insomnio durante el embarazo

Ardores en la semana 12 de embarazo

Ardores en la semana 12 de embarazo

Es habitual que las mujeres que se encuentran embarazadas padezcan de insomnio, puesto que este trastorno del sueño es la consecuencia de muchos de los síntomas del embarazo, como es la fatiga y los cambios hormonales abruptos. Es por ello que es necesario conocer bien las causas para tratar este problema desde el inicio, y de igual manera conseguir hacer mucho más sencillo esta etapa tan feliz de la vida de las mujeres, puesto que al eliminar el insomnio las mujeres embarazadas tendrán más energía durante el día para disfrutar de este periodo tan particular.

El insomnio en el embarazo, el cual se da generalmente en el primer trimestre de este periodo, está causado por cambios hormonales muy abruptos, ya que los niveles de cortisol y melatonina tienden a bajar, y a su vez la progesterona tiende a aumentar, para de esa manera preparar el útero para el embrión. Otros de los causales de este trastorno es la incomodidad física que sufren las mujeres al notar una hinchazón en su barriga, puesto que muchas veces es imposible dormir en la posición que anteriormente utilizaban para conciliar el sueño, e incluso es mucho más difícil el conseguir una posición cómoda porque es más difícil moverse dentro de la cama.

Para prevenir el insomnio en el embarazo se recomienda a las mujeres estar relajadas al momento de irse a la cama, y si es necesario se recomienda someterse a un baño para de esa forma conseguir que el agua tienda a relajarlas de un día bastante atareado.

El tener organizada la jornada es muy recomendable para aquellas mujeres que no quieren padecer de insomnio, puesto que de esa manera pueden establecer un horario para irse a la cama, a pesar de que no tengan sueño.

Especialistas recomiendan que la mejor posición para que las embarazadas logren dormir es de costado, por lo que se tiene que evitar las demás posiciones.

La yoga y otras disciplinas de relajación es recomendable para las embarazadas, puesto que además de tranquilizar la mente de las mujeres traen otros beneficios para las mujeres que se encuentran a la espera de un hijo, como es el hecho de lograr una mayor flexibilidad y mantenerse en forma.

Se recomienda alimentarse varias horas antes de dormir, puesto que de esa manera se podrá digerir la comida de una manera mucho más fácil, y evitar malestares como la acidez, hinchazón y gases. Por otra parte se recomienda ingerir frutas, verduras y cereales integrales, evitando al máximo la proteína animal, puesto que esta tiende a causar malestar, lo que evitará que la persona pueda conciliar el sueño.