Ácido fólico antes del embarazo

Al ácido fólico se le conoce también en el mundo de la medicina y las ramas derivadas de la misma, como un tipo de vitamina B. Esta vitamina es enormemente importante para el organismo porque ayuda y facilita su adecuado desarrollo.

 

  • Son muchas las mujeres en edad fértil que desean quedarse embarazadas por distintas razones e igualmente, son también numerosas las féminas que desconocen los altos beneficios que trae consigo el consumo diario de unas cantidades recomendadas de ácido fólico.

 

Cada muy poco tiempo cientos de mujeres se dirigen a las consultas de especialistas médicos en este ámbito del embarazo y la gestación, es decir ginecólogos, preguntando acerca de las diversas cualidades saludables que aporta el consumo de ácido fólico previamente a quedarse embarazadas. La respuesta viene a ser la misma en prácticamente todos los casos, se recomienda su incorporación a la dieta de en general, todas las mujeres, tal y como les explicaremos a lo largo de estas líneas.

 

  • Distintos ensayos en laboratorio y pruebas realizadas por todo tipo de expertos en este tema, vienen a constatar la eficacia que supone la ingesta de este ácido fólico antes del embarazo y posteriormente también.

 

En este post, queremos exponerles varias de las cuestiones que consideramos como fundamentales en relación con el ácido fólico antes del embarazo. Para ello, hemos dividido el presente artículo en varias partes y trataremos de ofrecerles la información más completa y veraz, en cuanto a las diferentes partes diseñadas especialmente para que puedan identificar de forma sencilla la información que buscan y responder sus posibles dudas.

 

 

¿Debe tomar ácido fólico la mujer antes del embarazo?

 

En primer lugar, se nos plantea una pregunta existencial y no es otra que, ¿debe tomar ácido fólico la mujer antes del embarazo? La respuesta es bien sencilla, sí, debe tomarlo. Al igual que deben tomarlo de forma genérica todas las mujeres por los ingentes beneficios que aporta al organismo.

 

  • La práctica totalidad de las mujeres, por no decir todas ellas, deben consumir las cantidades diarias recomendadas de ácido fólico, incluso aunque estas mujeres no traten de quedarse embarazadas. Esto se debe a que el ácido fólico es muy eficaz de cara a la prevención de diversas complicaciones que pudieran producirse por ejemplo, en el tubo neural, pero solamente lo es cuando se consume bien, antes de quedar embarazada o si es posteriormente, en la primera etapa de la gestación, es decir, en las primeras semanas del mismo.

 

Si tenemos en cuenta que un buen número de embarazos en todo el planeta no están siendo planificados, sino que simplemente la mujer entra en fase de gestación quedando por lo tanto embarazada, se entiende a la perfección la recomendación de consumir las cantidades diarias recomendadas de ácido fólico por la práctica totalidad de mujeres.

 

  • Todas aquellas mujeres que estén en edades fértiles han de consumir 0,4 mg de ácido fólico, que es la cantidad diaria recomendada por los expertos en la materia, durante como mínimo los 3 meses anteriores a quedarse embarazadas y también, durante la primera etapa del embarazo.

 

¿Cómo ayuda el ácido fólico a prevenir problemas congénitos y algunas recomendaciones?

 

Es muy recomendable que todas las mujeres que se encuentren en la franja de edad en la que se entiende que tienen capacidad objetiva de ser madres, edad fértil, ingieran la cantidad de 0,4 mg de ácido fólico durante un período de tiempo no superior a los 3 meses de duración, antes de la gestación o quedarse embarazadas. Con esta sencilla fórmula, disminuirá considerablemente la probabilidad, en torno al 70% de posibles afecciones congénitas derivadas de espina bífida en los recién nacidos de estas mujeres.

 

  • Se recomienda también complementar este ácido fólico con otros suplementos de tipo vitamínico porque simplemente con éste, no se encuentran cubiertas todas las necesidades básicas de aquel feto que se encuentra en período de gestación.

 

  • Conforme a los posibles efectos secundarios que tiene el ácido fólico sobre el futuro nacido son inexistentes. Es decir, que la mujer embarazada ingiera ácido fólico no supone ningún tipo de perjuicio hacia el bebé y podrá incorporarlo a su dieta sin ningún tipo de problema.

 

Seguidamente les exponemos algunas recomendaciones:

 

  • Se recomienda que toda mujer que quiera quedarse embarazada acuda a la consulta del médico especialista para pedir asesoramiento acerca de la posibilidad de incorporar ácido fólico a su dieta, sobre todo, en aquellos casos en los que la mujer no lo haya tomado anteriormente de manera habitual. Será el especialista quien de una mejor manera podrá informar a la embarazada según cada caso concreto.

 

  • Generalmente, se han de evitar cantidades grandes de otras vitaminas como pudieran ser por ejemplo las de tipo A, D, E o K entre otras.

 

Es nuestro deseo con este post haber resuelto de manera sencilla todas sus dudas acerca de la influencia que tiene el ácido fólico antes de la gestación en la mujer.