25 Semanas de embarazo

Tu bebé pesa alrededor de 750 gr. y mide aproximadamente 32 cm de largo, sus pulmones continúan reforzando lo que será su función original, a través de los pequeños traguitos que toma él bebe de liquido amniótico, con lo cual también estimula su sistema digestivo; succiona su dedo constantemente respondiendo al reflejo que le permitirá alimentarse cuando nazca. Así mismo sus oídos van desarrollando más capacidad, lo cual le da la posibilidad de distinguir la voz de tu pareja, reaccionando ante ésta y otros ruidos fuertes que se generan en la vida exterior al útero, al percatarse de éstos sonidos lo va adaptando a lo que será su mundo cuando salga de su espacio, de esta manera al estar fuera del vientre estará acostumbrado a los ruidos y no reaccionará sorpresivamente ante estos.

La presión arterial es un aspecto importante durante el embarazo y debe ser monitoreada desde el inicio, ya que esta tiende a bajar en las primeras semanas pero ahora de seguro la encontraras un poco más elevada, sin embargo ésta no debe descontrolarse ni presentarse fuera del rango que manejan los doctores, pues entonces se convertiría en un problema para ti. La preeclampsia se presenta por una hipertensión arterial y tiene como síntomas dolor de cabeza, no orinar con mucha frecuencia, nauseas vomito, etc. Esta condición puede provocar un nacimiento prematuro y será necesario ingerir medicamento para controlarla. 

Tu peso va en aumento por ello es fundamental que procures tomar las posturas correctas al caminar y sentarte, que tengas precaución al agacharte, levantar objetos y moverlos de un lugar a otro, de esta manera contribuirás a disminuir los dolores de espalda. Una faja de maternidad también te ayudaría a dar soporte al vientre y mejorar el dolor en músculos. Si consideras que has subido bastante de peso, es recomendable que tomes medidas para controlarlo y que no continúes con este exceso, lo cual no quiere decir que debas ponerte adieta o dejar de comer, si no empezar a evitar los productos hechos con harina, aceite, conservadores, grasa, entre otros que tienen altas calorías y pocos nutrientes, es verdad que el hambre aumenta y los antojos están a flor de piel pero es mejor que te enfoques en comer frutas y verduras. 

Cada embarazo es distinto, aunque se tiene un patrón similar de seguimiento, cada mujer experimenta diversos síntomas en distintos momentos del mismo, por ello se trata de dar a conocer un bagaje general de lo que podría ocurrir en cada semana sin embargo esto no quiere decir que forzosamente se presente de la manera en que se describe, quizá ya allá pasado antes o lo vivas días después e incluso que ni siquiera te des cuenta de algunos cambios. Para algunas mujeres sus embarazos suelen ser muy incómodos debido a la variedad de complicaciones que lleguen a presentar, pero para otras pasan cada semana disfrutando de lleno esta experiencia, de cualquier modo lo importante es que logres llegar al termino y tanto tu como el bebé mantengan una salud apropiada.